15 “cantadas” en 140 caracteres para la historia.

Meter la pata en Twitter es una especie de virus al que todos los “tuiteros (as)” estamos expuestos(as) y  del que nadie está a salvo. Una fotografía inadecuada en un”tuit”, un comentario polémico o políticamente incorrecto, tener un despiste y que tu sobrino te coja el móvil y toque donde no debe… Son muchos los factores de riesgo que debemos tener en cuenta para evitar cometer una “cantada” en Twitter y tener que asumir sus impredecibles consecuencias…   Si no, que se lo pregunten a cantantes, actores, periodistas, políticos… que de todo hay en lo que a meteduras de pata en 140 caracteres se refiere. Repasamos a continuación 15 de las cantadas más populares en Twitter España.

Despistes como el de @SergioRamos, jugador del Real Madrid C.F, cuando adjuntó una fotografía de la ciudad de Las Vegas (USA) comentando la llegada del equipo a la ciudad de Nueva York no dejan de tener su gracia y quedarse en una mera anécdota, claro que si la fotografía es de tu mujer desnuda en la ducha, como le ocurrió a @santicanizares, exportero de fútbol y actualmente analista deportivo en la Cadena SER y Canal+  y piloto de rallies,  o publicas una instantánea de un parte de accidente de tráfico haciendo público tu número de teléfono y te llamas @PaulaVazquezTV, la cosa cambia…

Está claro que Twitter es un arma de doble filo y puedes arruinar tu reputación en 140 caracteres o menos, pero si además eres político y ostentas un cargo público, la situación se complica. @igonzalezPP, presidente de la Comunidad de Madrid, el pasado mes de diciembre felicitaba la Navidad a sus amigas con una peculiar postal en la que decía que los Reyes Magos querían sexo “así que ponte las pilas porque son tres y uno es negro”, la culpa fue de su Community Manager, o al menos eso dijo él, y es que gestionar una comunidad se está convirtiendo en una profesión de alto riesgo. Pero no es el único caso entre los políticos, que parecen expertos en meter la pata en Twitter. Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, y  José Antonio Monago, presidente de Extremadura, han protagonizado un caso similar apareciendo en su cuenta de Twitter el resultado de una partida en los juegos Bubble Shooter y  DoodleJump respectivamente. Ambos se excusaron diciendo que había sido un error infantil y a día de hoy sus perfiles en esta red social están inactivos.

Pero no son solo políticos del Partido Popular los que han tenido desavenencias con el pájaro azul. Elena Valenciano,  Secretaria de Política Internacional y Cooperación del PSOE, Diputada en el Congreso de los Diputados,  y “extuitera”  (recientemente ha cancelado su cuenta por amenazas a sus hijos) tuvo que pedir disculpas por un comentario sobre Frank Ribery, jugador de fútbol del  Bayern de Munich, de quien dijo que era muy feo y que incendió la red social. Uno de los últimos en sumarse a este club ha sido @Tonicanto1, diputado de UPyD  por la provincia de Valencia, actor y pedagogo teatral, hace poco más de un mes creaba una polvareda al publicar en Twitter que “la mayor parte de las denuncias por violencia de género son falsas. Y los fiscales no las persiguen. Las estadísticas son sesgadas”. Cinco horas después pidió disculpas pero parece que le ha cogido gusto a ser Trending Topic porque ayer, 27/03/2012, sin ir más lejos volvía a desatar las iras de la comunidad “tuitera” al escribir en su cuenta el siguiente “tuit”: “¿Todos los presos tienen las facilidades de Otegi para tuitear y hacer propaganda desde su celda? #pregunto”.

Y antes de dejaros con la infografía que recoge estas “populares” cantadas en Twitter, no me quiero olvidar de @davidbisbal y su comentario sobre la falta de turistas en las pirámides de Egipto durante la “Revolución Árabe”, @AlejandroSanz, que confundió a Marta del Castillo con Marta Domínguez@Carmen_Lomana, que” mató” en Twitter a  Emilio Botín, presidente de Banco Santander, el cineasta @vigalondo a quien su peculiar sentido del humor en un comentario sobre el Holocausto llevó al diario El País a retirar una campaña con el director para anunciar el periódico  argumentando que “el periódico considera inaceptables e incompatibles con su línea editorial los comentarios vertidos por el realizador” y eliminar el blog (donde pidió disculpas) que tenía en la edición digital del periódico y @AmaiaMontero, exvocalista de La Oreja de Van Gogh, que desató la polémica con este desafortunado comentario:  «A veces cuando las mujeres dicen “no”, solo quieren ver de lo que serías capaz de hacer por ellas»

Mención aparte merece el caso de @perezreverte que con su reacción a los comentarios desatados a raíz de su crítica, vía Twitter, de las lágrimas que el ex ministro de Exteriores Moratinos derramó al dejar su cargo al frente del ministerio, consiguió ampliar el número de seguidores de su cuenta en más de 10.000 cuando se sumó al hahstag  #perezrevertefacts, creado para la ocasión y que ya forma parte de la cultura popular de Internet en España, al igual que en EE.UU. sucede con sus predecesores, los Chuck Norris Facts y los Jack Bauer Facts.

 Infografía-15-Cantadas-en-Twitter-para-la-historia

Cómo reaccionar.

¿Qué hacer entonces si nos vemos alguna vez en una situación parecida? Ni que decir tiene que  una metedura de pata del tipo que sea, si se trata de una marca o un personaje conocido las posibilidades de que se propague por la Red son mucho mayores que si la “cantada” es de alguien que no goza de popularidad, reconocimiento social etc. También habría que tener en cuenta la naturaleza de la “cantada”, en cualquier caso, la mejor manera de afrontar una llamada situación de crisis en Twitter, desde mi punto de vista, pasaría por:

1. Reconocer el error y pedir disculpas lo antes posible.

2. No borrar el “tuit”. En cuestión de segundos alguien lo ha podido capturar y su difusión a toda velocidad por la red es cuestión de minutos. Borrarlo sería echar más leña al fuego (en casos concretos, como el que hemos señalado en la infografía de Santiago Cañizares, por salvaguardar el derecho al honor, intimidad y la propia imagen de la persona desde mi punto de vista sí habría que proceder a borrar la fotografía)

3. No entrar en discusiones, enfrentamientos, descalificaciones y faltas de respeto…

4. No culpar a la herramienta, Community Manager, nadie te va a creer y darás lugar a más comentarios.

5. Aguantar estoicamente y esperar a que vuelva la calma y el tema se diluya. Estando pendiente por supuesto de la evolución del problema y si es necesario dar alguna explicación, aclaración o nueva disculpa (dependerá de cómo evolucione) Recuerda que “siempre que ha llovido ha escampado” y “como no hay mal que por bien no venga”,  ser Trending Topic tiene su punto.

6. Confiar en que tus seguidores más fieles e identificados contigo o tu marca se solidaricen, te apoyen y salgan en tu defensa.

¿Y tú? ¿Has metido la pata alguna vez en Twitter? ¿Qué hiciste? ¿Como reaccionaste?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *